Vestido vintage

 

 

Hello again!!

Si tuviese que dar alguna razón, para explicar porque me apasiona tanto la ropa vintage, empezaría diciendo que el “vintage” es una declaración de amor por la moda.

Su valor

Su valor está en la historia que hay detrás de cada prenda, haciéndola más especial y valiosa. Es una apuesta segura para darle al outfit ese punto de originalidad. No olvidemos que las prendas o accesorios vintage, son piezas únicas, exclusivas e irrepetibles.

Incluso los diseñadores son grandes admiradores y compradores de este tipo de prendas, llegando a ser, en muchas ocasiones, su fuente de inspiración. Pero nunca os olvidéis que para que el vintage funcione es necesario mezclarlo con prendas actuales.

Calidad y precio

Además de ser mucho más barata, no podemos olvidar la calidad de los materiales, ya que estas prendas están mucho mejor confeccionadas que las actuales … Son tejidos de primera calidad, con acabados hechos a mano y cuidado hasta el más mínimo detalle. Pensad que hace años, la ropa iba dirigida a un público determinado. Nada que ver con la producción masiva, existente en la actualidad.

Consumo responsable

La ropa vintage es sinónimo de consumo responsable y sostenible ( reducción de residuos, reutilización y reciclaje).

En busca del tesoro

Y ya por último deciros, que los que amamos este tipo de ropa, somos conscientes de que nunca sabemos lo que nos vamos a encontrar, y eso es lo realmente emocionante. El placer de encontrar algún pequeño tesoro, no tiene precio. Además, podréis acceder a muy buenas marcas con unos precios muy asequibles.

Lo único que os recomiendo es que vayáis con tiempo, y no a la carrera, ya que es la única forma de encontrar esos tesoros escondidos.

 

Vestido vintage

 

 

Como podéis ver, es un vestido de estilo vintage, en color negro, con cuello hálter y una falda completamente acampanada. Es un modelo clásico, pero con un toque diferente y chic. Y lo más maravilloso fue el precio, ya que no llegó a 10 euros. Lo cierto es que cuando lo vi me trasladó a dos épocas muy diferentes, una mezcla entre los años 60 y el estilo rockabilly de los años 50 …

Además, lo que más me gustó es que es un vestido muy versátil, ya que se puede llevar de diferentes formas. Para esas noches de fiesta o cócteles: sin nada debajo, dejando así la espalda al descubierto, combinándolo con unos stilettos y una cazadora perfecto de piel ( como la que os muestro en estas fotos ). También queda ideal con una camiseta debajo, unas medias con unos sneakers y una cazadora vaquera, para una tarde de compras o de terrazas con los amigos.

 

 

No os olvidéis que un estilo casual, informal y cómodo no tiene porque estar reñido con el glamour. Ese mismo vestido con unos buenos complementos: unas sandalias o zapatos de tacón, unos pendientes que aporten luminosidad al rostro, unos ojos ahumados bien maquillados o un buen pintalabios rojo… pueden cambiar totalmente vuestro look.

 

 

 

 

En esta ocasión, combiné el vestido con un pantalón aterciopelado y una camiseta de manga larga. Como podéis ver, estas prendas vintage funcionan de maravilla en pequeñas dosis, mezclándolas siempre con prendas actuales. Sólo es cuestión de combinarlas, adaptándolas a las tendencias actuales.

Me encanta combinar piezas vintage con ropa de marca ( en este caso sería el vestido con la camiseta blanca de Emporio Armani ). Si conseguís que esa mezcla funcione, el resultado es espectacular. Reciclar y mezclar es el punto de equilibrio para los que amamos este mundo.

Zapatos: El captador de imagen

Para esta ocasión elegí un calzado muy especial. Tanto el diseño, como esa combinación del color negro y el verde súper intenso ( color neón ), marcan la diferencia a este look. En este outfit son, sin duda alguna, nuestro captador de imagen, ya que todas las miradas se centran en el brillo de los mismos, consiguiendo ser los protagonistas del estilismo.

Aunque el toque especial, con ese punto de luminosidad, lo aportan los zapatos, la cazadora de piel le da ese punto de rebeldía al look, consiguiendo que sea algo único y especial.

 

 

Y, aunque ya empiezan a salir los primeros rayos de sol, lo cual es como una inyección de adrenalina, aún tenemos que ir con algo más de abrigo. Como prenda exterior he elegido un chaleco de pelo en color negro, de acorde con los puños de pelo del mismo tono.

 

 

 

 

Complementos

 

Zapatos

Zapatos de piel. Es un modelo de tacón bajo y con cierre de pulsera alrededor del tobillo. Muxart ( colección limitada ).

 

Bolso

Bolso de mano vintage. Es de piel y en color negro.

 

Puños 

Puños de pelo en color negro.

 

 

 

 

 

Y no os olvidéis …”la moda es magia y no hay nada como el encanto de la ropa vintage…”

 

 

Disfrutad del fin de semana!!!

 

Fotógrafa: Vanessa Gil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir en: Facebooktwittergoogle_plus

2 comentarios sobre “Vestido vintage

  1. Me encanta la ropa vintage , le das un toque totalmente actual , la composición con camisetas debajo.. me parece genial,
    Gracias !! 😉🌺

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *